23.11.10

Antes de Partir




Ayer mientras veía una película que me gusta mucho en donde los protagonistas son Jack Nicholson y Morgan Freeman, me puse a meditar sobre el tema, la película se llama “The Bucket List” o como le pusieron en español “Antes de Partir” y trata sobre poner en una lista lo que haremos antes de morir, ellos (hablo de los protagonistas de la película) lo hicieron porque les quedaban 6 meses, a lo mucho un año de vida.

Yo me dije ¿Por qué tenemos que esperar hasta saber que nos queda cierto tiempo de vida para hacer las cosas que queremos?

Es verdad que vivimos en un mundo acelerado, en donde si no comes te comen, pero también es verdad que gracias a ese ritmo de vida dejamos de hacer cosas que en realidad queremos, caemos en la monotonía de la vida y no digo que no nos agradé esa monotonía, es padre tener estabilidad y tranquilidad, pero se han puesto a pensar ¿A qué precio? ¿Cuánta felicidad hemos sacrificado por hacer lo “Correcto”? ¿Por qué no darle giro a eso que hacemos?

Muchos dirán: Este wey está loco

La neta prefiero estar loco pero feliz.

Y no es que por ver la película se abriera mi mundo, no, solo fue un extra para decidirme a hacer cosas, o por qué no, hacer mi lista.

Treinta años de mi vida se han pasado volando, y otros treinta más pasaran así de rápido, solo que en mi está decidir si pasan haciendo lo que me hace feliz o no.

A mí me ha ayudado mucho el ser un poco más espiritual y he encontrado paz en mi alma y sé que todo tiene solución, es por eso que he podido abrir mi mente un poco más y saber a profundidad que es lo que me agrada y en verdad me hace feliz.

Por ejemplo platicaba con una amiga y le comentaba que me he dado cuenta que para poder compartir felicidad, tranquilidad y sabiduría, primero debemos de estar nosotros al 100% para poder hacer bien las cosas.

Me he dado cuenta que es mejor agradecer por lo poco o mucho que tenemos que maldecir por lo poco o mucho que no tenemos.

Así que aquí inténtenlo chavos, compartan más con los que los aman y dejen de flagelarse por culpas que no les corresponden, quítense la loza de la espalda y hagan lo que sí es CORRECTO que es ser felices, perdónense ustedes primero para perdonar a los demás, sanen sus heridas primero para así poder ser felices y compartir esa felicidad con los demás.

Y sobre todo vivan la vida momento a momento, porque nunca sabrán cuando llegara el final.

Así que aquí está mi lista a la cual le iré aumentando cosas conforme pase el tiempo e iré eliminando cosas cuando ya las haya cumplido.

1.- Estudiar Cine
2.-  Trabajar en la empresa de mis sueños.
3.-  Crear mi agencia de Medios
4.-  Ayudar a quienes lo necesitan.
5.-  Amar a una mujer profundamente.
6.-  Conocer a Susana Zabaleta.
7.-  Dirigirle una película a Al Pacino.
8.-  Viajar con mi familia al otro lado del mundo.
9.-  Explorar con mis amigos el fin del mundo.
10.-  Ver a las personas que amo inmensamente felices.

Esta es mi lista preliminar y la suya ¿Cuál es?


22.11.10

Ni Timbiriche, ni Magneto, simplemente los Tv. Aztecos =P



Para escribir este post no tuve que meditar mucho, más bien tuve que vivirlo mucho; es padre cuando uno tiene grandes personas que nos respalden en cualquier momento, que de alguna forma estén con nosotros, esos son los amigos.

Un amigo es aquel que te da todo y está en todo momento, te acepta tal cual, con tus defectos y virtudes, yo en lo personal me siento bendecido por tener muchos amigos, de todo tipo y de distintas nacionalidades.

Tengo a mi bebé Bere, a hermano Erik, a Ariadne, Tania, Alondra, Pao, Alice, Brenda, Abraham, Gustavo, Marianita, Sonia,  entre otros, con los cuales he vivido cosas maravillosas y siguen a mi lado y los amo.

¿A qué voy con esto?

Este pos lo dedicaré exclusivamente a amigos que he reencontrado, y es que bueno, hace mucho tiempo, dejé de convivir con ellos, amigos a los que siempre quise mucho.

No daré detalles del por qué, porque es medio complejo que hasta yo me hice bolas en este asunto.

Debo de admitir que los extrañaba mucho, esas salidas a acampar, las idas a comer, las noches de Rock Band, las carnes asadas en el jardín, las idas al cine, entre otras cosas, pero lo que más extrañaba era el estar con ellos, el saberlos parte de mi vida.

La vida da giros inesperados y Dios, aunque muchos lo duden, sabe lo que hace, hay amigos que se van y no regresan, hay otros que si y hasta con nuevos integrantes y otros por nacer.

Por dos años tuve mucha confusión en mi alma, pero ahora que estoy bien espiritualmente, debo de agradecerle a Dios el que nos dé una segunda oportunidad, porque las verdaderas amistades no se terminan, solo se renuevan y creo que la nuestra lo hizo y mejor.

Tuvimos que pasar muchas cosas para madurar (aunque seguimos siendo igual de niños) ahora creo que valoramos más lo que tenemos y sabemos mejor a donde nos dirigimos y que es lo que queremos.

Y más ahora con esas noches de Kinect que son la neta.

No me queda más que agradecerle a Dios el que estén de vuelta en mi vida Emma, Charlie, Naye (con Emiliano) Reyna, Karlita, Felipe, Chuchito Ornelas, Arturo, Gaby “Gomita” en serio son la neta.

A los nuevos que se integran como Franco (que ya siento que lo quiero al che Argentino) Charlie Cerda (que me da gusto que me brindes tu amistad porque eres la neta) gracias por estar.

Como Naye lo dijo somos los que somos y estamos los que estamos, solo que mejorados (o algo así jajajaja) la idea es esa.

Lo bueno de esto es que comenzamos una nueva etapa y esta si será hasta que todos seamos viejitos.


15.11.10

Algo más que un tango…



Quiero hacer hincapié que este post no va con ninguna tendencia malinchista o racista, pero es algo, que en lo personal, me ha pasado y ha afectado.

Lamentablemente en nuestro país se ha desencadenado una ola de desempleo, delincuencia, entre otras cosas.

Yo he sido parte de eso, cómo muchos ya sabrán, yo trabajé para la segunda televisora más importante de Latinoamérica “Tv. Azteca” a que voy con esto, muchos tachan a los argentinos de pedantes y no los quieren yo debo admitir que gracias a ellos es que yo he aprendido, crecido y hecho grandes cosas gracias a su apoyo, pero como dicen cada quien habla como le va en la feria,  yo puedo decir cosas maravillosas de ellos porque cuando entré a trabajar quien fue mi Líder fue un Argentino, quien me dio la oportunidad de crecer fue un argentino, quien me dio apoyo para hacer muchas locuras (cortometrajes, cursos) fue un argentino, por si no les quedó claro gracias a un argentino fui lo que fui y logré lo que logré.

Lamentablemente cuando ese argentino dejo de ocupar su puesto en Tv. Azteca y llegó un mexicano, no solo yo, sino muchos nos fuimos de la empresa, solo los lame botas (por no decir otra palabra más fuerte) fueron los que se quedaron y no los que en verdad teníamos talento.

No es cuestión de malinchismo o tal vez si, el punto al que quiero llegar es de por qué entre paisanos nos damos en la madre, esto me recuerda una metáfora, o como quieran llamarle, que me contó una sabia persona “Mete en una cubeta a 100 mexicanos y en otra mete a 100 extranjeros, ¿Qué va a pasar?, en la cubeta de los 100 extranjeros veras como trabajan en conjunto para salir uno a uno y se ayudan, se apoyan, en la cubeta de los 100 mexicanos veras que cuando uno quiere salir otro le jala los pies para no dejarlo” lamentable pero cierto.

No somos unidos, el día que lo fuimos fue en un terremoto en 1985 y aun así hubo quienes saqueaban casas aprovechándose de la situación.

Es verdad, somos carroñeros por naturaleza, pero si algo nos separa de los animales es el razonamiento, el cual no ocupamos, y es cuando medito, creo que los verdaderos animales somos nosotros.

La filosofía mexicana (aclaro en gran parte, no todos) es aplica la ley de Herodes o la del que no tranza no avanza y la verdad es que eso es lamentable y me da nauseas.

Actualmente, para la empresa que trabajo, fueron nuevamente argentinos quienes me dieron la oportunidad de volver a mostrarme y confiaron en mí, ahora esos argentinos ya no están y llegaron de nuevo mexicanos, mexicanos que están llenando de amigos a la empresa, peligrando el trabajo, no solo mío sino de muchos que trabajamos ahí, y todo ¿Por qué? Simple, porque no estamos lamiendo botas, la gente que ha estado en la empresa es gente que se rompe la espalda, trabajando a horarios que, bien sea dicho, joden a la persona porque son más de 12 horas sin parar y todo para que otros con bonitas manos llegue y diga quítate porque mi amigo me llamó para que trabajara en tu lugar.

Todo por el capricho de un mexicano.

Ahora comprendo porque las grandes empresas tienen líderes extranjeros, porque tienen buenas filosofías de trabajo, y si leyeron bien, dije líderes, porque la diferencia entre un líder y un jefe es que el líder es el que dice: hagámoslo posible, el jefe dice: hazlo me vale madre como.

Y es cuando digo no importa que sea un pendejo mientras sea mi amigo está bien como jefe, ¿O no?

Lo podemos ver también en la frontera, como entre mexicanos se desmadran y son pocos los que se apoyan, o recordemos el caso de la persona asesinada a unos pasos de la frontera mexicana a la vista de federales mexicanos y no movieron un dedo para ayudarlo.

Espero que algún día las cosas cambien y podamos decir que tenemos Líderes mexicanos en todas las empresas que sepan dirigir a sus empleador, porque ya lo dijo Sun Tzu “Trata a tus guerreros como amigos y pelearan por ti, trátalos como tus hermanos y morirán por ti”.

Esto ha sido aplicado al menos por los argentinos que me han dado las oportunidades y ha sido muy funcional, es por eso que siempre lo diré recio, que les debo mucho a los ARGENTINOS.

Pero que de esto se aprenda para cuando yo esté en esa posición de nuevo pueda ser un gran líder.

Y aclaro, sé que en algún momento me toparé con un líder mexicano excelente, lamentablemente hasta el momento no ha sido así, pero el día que lo haga créanme que se los haré saber.