23.1.11

Por Una Noche De Tacos


El fin de semana mientras regresaba junto con mi amiga Paola, de una excelente noche de tacos de San Fernando (tacos que nos encantan) veníamos discutiendo un tema que es viejo pero que a la vez es actual, la fidelidad.


Todo salió porque después de una plática con un amigo y de cómo sufrimos por terceras personas por esa temática.

Yo le comenté que no creo en ella, que para mí la fidelidad no existe ya que somos infieles hasta con el pensamiento, que yo prefiero decir que soy leal, a lo cual se generó una controversia ya que, para no variar, siempre me lleva la contraria.

Así que aquí las definiciones de ambas palabras según la Real Academia de la Lengua.

Lealtad:

(De leal)
1. f. Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien.
2. f. Amor o gratitud que muestran al hombre algunos animales, como el perro y el caballo.
3. f. p. us. Legalidad, verdad, realidad.

 Fidelidad:
(Del lat. fidelĭtas, -ātis).
1. f. Lealtad, observancia de la fe que alguien debe a otra persona.
2. f. Puntualidad, exactitud en la ejecución de algo.

Después de leer ambas definiciones, insisto prefiero la lealtad que la fidelidad, ya que como lo dice la definiciones presentadas FIDELIDAD es solo el cumplimiento o ejecución de algo, son leyes, reglas, algo que, para mi gusto, se puede corromper. La LEALTAD no, la lealtad es gratitud, es amor a algo o a alguien.

Esto conlleva también a las expectativas que nos hacemos de los demás, de lo que creemos que merecemos o no, a lo que nos lleva a ser o no leales, fieles o infieles, ya que al no encontrar o tener lo que queríamos o la otra persona no nos da lo que queremos, muchas veces los buscamos en otro lugar, y no nos ponemos a pensar que no porque no nos quieran como nosotros queremos no quiere decir que no nos quieran con todo lo que nos pueden querer.


Muchas veces exigimos más de lo que nos pueden dar y eso lleva a incomodidades o desgastes de las relaciones, y hablo en todo sentido, amorosa, amistad y laboral.

Y como lo comenta mi bebé Bere en su Post “Grandes Esperanzas”, si nos hacemos castillos en nubes pues nos daremos buenos golpes y pondremos pretextos a nuestros sufrimientos, cuando nuestra felicidad depende de nosotros, no de terceros.

Aquí les dejo el link de su blog con el tema para que lo lean y se den más una idea de lo que les hablo: http://damebrochant.blogspot.com/2011/01/grandes-esperanzas.html


Como sea o lo que ustedes opinen, sea fidelidad o lealtad, como ustedes quieran llamarle yo creo que lo principal en cualquier tipo de relación, es el amor y el respeto por uno para así poder brindar respeto y amor a los demás.

Y toda esta reflexión por una noche de tacos.


16.1.11

La Cuesta de Enero



Titulo a este pos la cuesta de Enero porque si bien el año que se fue a muchos nos dejo mas fritos que nada también nos dejó muchas sorpresas y este año que vivimos le está dando continuidad.

Desde la Rosca de Reyes (que en el caso de mis amigos fue pastel del Starbucks) pasando por confesiones de otros y llegando hasta la clásica cuesta de Enero.

En estos días, particularmente la primer quincena de enero, me he dado cuenta o mejor dicho la vida me está mostrando el cambio de las personas y los pretextos que ponen para justificarse, también he tenido las confesiones de otros que si bien, no es malo, no sé qué tan bueno sea y ahí les va el por qué.

En ocasiones es incomodo saber cosas que no te gustaría saber, la verdad y más si implican a otros de tus amigos y sus líos amorosos, y quieran que no, aunque parezca vale madre no lo soy tanto y si me afecta al grado que me vuelvo un poco paranoico y siento que si escucho a unos, traiciono a otros y así, aunque no es así puesto que soy su amigo y siempre estoy para apoyarlos en lo que pueda y a veces la mejor manera de ayudarlos es no haciendo nada, solo escucharlos.

En particular este mes de enero ha sido de confesiones fuertes que implican a amigos que amo, y que si por mi fuera iría y le diría a los otros no lo hagas te afectará, pero no puedo traicionar la confianza de las personas que confían en mí, aparte que si ya es la segunda o tercera o cuarta vez que lo hacen puede que aplique la de él que por su gusto muere hasta la muerte le sabe o mejor aún, el que es wey hasta la yunta lame jajajaja, pero eso no implica que dejen de dolerme porque a final de cuentas son mis amigos y como ya lo dije, los amo.

El punto es que hacer o que no hacer y si a ese conflicto existencia (shiale que dramático sonó) le agrego mi otro conflicto de que me descuentan mucho dinero en el trabajo y no me aumentaran el salario (aquí es donde grito y digo noooooo mameeeeeennnnn) jajajajaja.

Neto me encuentro feliz de la vida y si requiero ganar más dinero por algunas deudas que me generé por mi falta de empleo por casi un año, pero ese conflicto no es que me preocupa mejor dicho me ocupa y estoy resolviéndolo, la neta, el conflicto grande es cómo debo hacerle para no sentir que traiciono a mis amigos, si para variar estoy en medio.

Es más fácil cuando el otro no es nada tuyo y puedes aconsejar cosas como matémoslo, pisémosle los gumaros entre otras cosas sádicas ajajajaja (perdón omitan esa parte salvaje de mi)

Tenía que desahogarme de alguna manera y que mejor que en mi blog y si alguno de mis amigos lo leen neta saben que pueden seguir confiando en mi porque no diré nada y ese sentimiento de culpa no afectara en nada porque la cuesta de enero solo dura eso no??? Enero.