15.1.12

¿Qué es el Éxito?



Desde hace tiempo me he empeñado en lograr lo que me propongo, yo tenía una fijación extrema por el éxito, pero ¿Qué era eso por lo que yo luchaba, trabajaba y me mataba todos los días? Yo creía que el éxito era tener cosas materiales, los mejores carros, viajar, estar con la mujer mas bella, tener la mejor posición en mi trabajo, pero no, no es así y ahora que reflexiono me doy cuenta que el verdadero éxito está postrado en otras cosas, así que aquí este post… Para todos aquellos que han alcanzado el éxito y para quienes estamos en el camino para alcanzarlo.

¿Qué es el Éxito?

El éxito no está en lo económico. Yo creo que una persona no es de éxito porque le va bien en los negocios o le va bien profesionalmente o saca 10 en la escuela. Creo que eso es lo que menos vale. Lo que vale es tener los pies en la tierra, la familia, los amigos (Pero los verdaderos amigos, ese que cuando te recuerda te llama, cuando sabe que estas mal en cualquier circunstancia te llama para saber si se te ofrece algo, ese que cuando te ve te da un abrazo sincero, ese que cuando te ve le da gusto saber que existes). Apreciar las cosas que tienen valor VERDADERO!, no material, no físico necesariamente”. 


Pienso que a este concepto bien le puedo añadir una reflexión:
El éxito no tiene que ver con lo que mucha gente se imagina. No se debe a los títulos nobles y académicos que tienes, ni a la sangre heredada o la escuela donde estudiaste. No se debe a las dimensiones de tu casa o de cuantos carros quepan en tu cochera. No se trata si eres jefe o subordinado; o si eres miembro prominente de clubes sociales. No tiene que ver con el poder que ejerces o si eres un buen administrador o hablas bonito, si las luces te siguen cuando lo haces. No es la tecnología que empleas. No se debe a la ropa, o si después de tu nombre pones las siglas deslumbrantes que definen tu status social. No se trata de si eres emprendedor, hablas varios idiomas, si eres atractivo, joven o viejo.
El Éxito se debe a cuanta gente te sonríe, a cuantas gentes amas y cuantos admiran tu sinceridad y la sencillez de tu espíritu.
Se trata de si te recuerdan cuando te vas. Se refiere a cuanta gente ayudas, a cuanta evitas dañar y si guardas o no rencor en tu corazón.
Se trata de que en tus triunfos estén incluidos tus sueños. De si tus logros no hieren a tus semejantes. Es acerca de tu inclusión con otros, no de tu control sobre los demás. Es sobre si usaste tu cabeza tanto como tu corazón, si fuiste egoísta o generoso, si amaste la naturaleza y a los niños y te preocupas de los ancianos.
Es acerca de tu bondad, tu deseo de servir, tu capacidad de escuchar y tu valor sobre la conducta. No es acerca de cuantos te siguen si no de cuantos realmente te aman. No es acerca de transmitir, si no cuantos te creen si eres feliz o finges estarlo. Se trata del equilibrio de la justicia que conduce al bien tener y al bien estar. Se trata de tu conciencia tranquila, tu dignidad invicta y tu deseo de ser más, no de tener más… ESTO ES EL ÉXITO!
Y tu, ¿Eres una persona exitosa? Yo trabajo para serlo…


5.1.12

¿Por qué me quieren?


En esta semana una chica puso en mi Facebook un comentario que me hizo pensar por primera vez en ese tema, el comentario fue el siguiente:

Desde que te vi la primera vez, he notado que la gente te quiere mucho y me pregunto ¿Por qué será? 

A lo cual solo le respondí que lo descubriera...

Nunca me había hecho yo esta reflexión y si bien, creo que son muchos mis defectos, sé que también tengo algunas virtudes, por las cuales sea que las personas me quieran, que de ser yo, la neta no sería ni mi amigo, es más ni me intentaría conocer, jajaja.

Y es que dicho, sea de paso, siempre tiendo a caerles mal a las personas de entrada, aunque después se dan cuenta que no soy lo que aparento con la primera impresión.

Ahora, desde que tengo uso de razón, mis padres, a los cuales adoro, me enseñaron que para ser un gran hombre debo ser primero grande de espíritu, grande de alma y grande de corazón, así solamente, podría ver al mundo, a las personas, de otra manera, de la forma en la que realmente son, y cuanta razón tienen.

Tal vez porque reflejo eso, es que las personas que en verdad me conocen, me quieren y es que mis padres me enseñaron a querer ser un hombre mejor día a día y luchar por lo que quiero, a no limitarme a nada, que no debo hablar solo de mis problemas, sino que debo escuchar a los demás también y sobretodo ayudarlos desinteresadamente, puesto que uno nunca sabe cuando necesitaremos de la personas, hasta de nuestro peor enemigo necesitamos, ya sea para que nos de un vaso con agua o nos dé un tiro.

Me enseñaron a no ser superficial; que la verdadera belleza está por dentro y que el físico se termina con el tiempo y que solo se quedan los sentimientos verdaderos.

Me enseñaron que un verdadero hombre no se refugia en cortinas de humo. Que debo abrir mi corazón sin rechazar la realidad y que debo de admirar a las personas por sus cimientos morales y su grandeza interior.

También me enseñaron que debo caminar de frente, sin bajar la mirada; que no debo mentir, aunque por decir la verdad me toque perder, aunque eso me repugne. Que debo saber llorar mi dolor, cual sea, sin escapar de el.

Me enseñaron que un verdadero hombre es aquel que se cae y tiene la fortaleza para levantarse y seguir luchando.

Esto es lo que trato de reflejar día a día, esto que mis padres me enseñaron.

Tengo muchísimos defectos,  y esto que está aquí plasmado son algunas de mis virtudes, virtudes que mis padres me inculcaron.

El por qué me quieren la personas, tal vez sea por eso, o tal vez no.

Ustedes tienen la última palabra y les pregunto: ¿Por qué me quieren?

Lo que si sé, es que siempre, pero siempre seré el mismo pedante, orgulloso, mamón, coqueto, pero sobretodo una persona fuera de serie, porque quieran o no, simplemente soy la pura sabrosura jajaja.